miércoles, 1 de agosto de 2012

Alegato de fiscalía. 8.24. Héctor Juan Ayala.


Caso Héctor Juan AYALA: al momento de su secuestro, se habían producido las desapariciones de sus compañeros y amigos RIAL, MEILAN y CRESPO. También habían secuestrado en Viedma otras personas como GARCIA SIERRA y LUNA. El secuestro se efectuó  el 20 de diciembre de 1976 en horas de la noche, en una chacra de la zona rural de Viedma en que estaba trabajando, y se hallaba junto a su esposa e hija. El operativo fue llevado a cabo por un grupo de entre diez y doce policías de la Delegación Viedma vestidos de civil, entre los que reconoció al suboficial Carlos CONTRERAS. AYALA identificó a CONTRERAS en el marco de esta audiencia, pero lo relevante es que AYALA vinculaba a CONTRERAS desde mucho antes y él explicó por qué. Primero lo conocía del pueblo, incluso CONTRERAS lo convocó para que actuara como testigo en una actuación en una iglesia. La identificación en audiencia es solo una confirmación, los que venimos de localidades pequeñas sabemos lo que es conocer a todo el mundo.  No nos podemos quedar con la idea que su reconocimiento en la audiencia fuera el resultado de la supuesta información recibida por AYALA con motivo del juicio.
Los secuestradores se movilizaban en una camioneta Ford F 100, a la que lo subieron y encapucharon al tiempo que era golpeado. En el camino a Viedma lo sometieron a un simulacro de fusilamiento.
Lo llevaron a la delegación de la PFA, donde FORCHETTI comenzó a interrogarlo sobre sus actividades e ideas políticas y fue amenazado con ser picaneado. Luego fue alojado en una dependencia de la parte superior de la delegación, donde fue atado y amenazado con armas.
A la mañana siguiente fue trasladado al V Cuerpo, por personal del ejército en un vehículo Ford Falcon, atado y cubierto con una frazada, y desde allí conducido a “la escuelita”.
Sobre las gestiones realizadas y hostigamiento sufrido dio cuenta en su testimonio Silvia DÍAZ, esposa de AYALA, y también acerca del clima de persecución política vivido incluso años anteriores al secuestro, atento la militancia de ambos.
AYALA relató detalles de su cautiverio, tanto suyo como de las personas cautivas con él: interrogatorios bajo tortura con picana eléctrica. Le hicieron firmar hojas en blanco. Los responsables de la tortura eran “laucha” y “el tío”, quienes habían sido también responsable de su traslado desde Viedma a Bahía Blanca. Refirió también la presencia de médicos o enfermeros que venían de vez en cuando y comprobaban la resistencia de los detenidos.
Otros cautivos eran los alumnos de la ENET que fueron muy torturados, al igual que mujeres cuyos gritos se oían. También refirió la presencia de alguien con sentencia de muerte para la fecha del aniversario del atentado a ROJAS y PAPINI.  Pensó que no tenía posibilidades de sobrevivir. Su permanencia en el CCD se encuentra acreditada con los testimonios de ABEL, BERMÚDEZ, MADINA FRESCO, BERTANI, RIAL y MEILAN.
EL 24 de diciembre fue trasladado a la UP4 junto con GARCIA SIERRA, LAURETTI y ABEL. Encapuchados y atados, en un vehículo fueron llevados a un descampado donde los pasaron a un camión con el que los ingresaron a la unidad carcelaria, donde les quitaron las vendas y fueron recibidos por “el mono” NUÑEZ.
En la UP4 estaban también ABEL, MEILAN, PEREZ, GON, CHIRONI que estaba muy mal, no podía caminar y fue dejado en la enfermería durante un tiempo.
Mirta DÍAZ dio cuenta en el debate sobre las requisas vejatorias a las que eran sometidas las visitas en la unidad carcelaria.
También aquí fue puesto a disposición del PEN por decreto 1/77 también del 3 de enero al igual que ABEL.
También fue trasladado el 22 de agosto de 1977 a Rawson y recuperó su libertad en enero del ’79.
La documentación que prueba el caso es el expte 108 del Juzgado Federal de Viedma, el expte. 86-6 de la CFABB, Decreto PEN 1/77 y el Decreto 208/79 por el que quedó sin efecto el mismo. La ficha individual de la UP4 y el legajo CONADEP 478 y las constancias de la causa 13/84.
También contamos con documentación de Inteligencia: esta es la ficha de la DIPBA, acá  está mencionado como integrante de la JUP (exhibe en el proyector). Esta es cuando hablábamos de cómo estaba confeccionado el fichero, en el dorso de estas fichas se podía ver los legajos en que estaba mencionado: “R” es el registro, “O” es el número de orden, Mesa DS y acá estaba cada una de las carpetas. En el último vemos el decreto 1/77 -puesta a disposición del PEN por ser integrante de la organización MONTONEROS-.
Acá hay un vasto informe sobre MONTONEROS, mencionan a la comisión interna, hay algunos que tienen un rol muy activo, como LUNA que está ahí abajo y otros que tienen un rol activo, nada más. Un análisis bastante profundo.
Otro documento que da cuenta de la misma información (exhibe).
Otro documento relativo a las libertades vigiladas, y cómo continuaban vigilando a las personas, mencionando a AYALA. Por último es el recibo del traslado de la U4 a Rawson el 22 de agosto 77. Lo interesante son las firmas, para demostrar: la firma que tiene sello es la de Leonardo Luis NUÑEZ, entre los que fueron trasladados se mencionan a ABEL, CHIRONI, GARCIA SIERRA, GONZÁLEZ, MEILÁN, ROBINSON, RUIZ Julio, RUIZ Pablo, BOHOSLASVSKY.
En la otra columna está el número del decreto PEN por el que estaban allí o en los casos de RUIZ, RUIZ y BOHOSLAVSKY “condenados por el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas”.
Sobre los Consejos de Guerra hablaremos más adelante.