miércoles, 1 de agosto de 2012

Alegato de fiscalía. 8.82 María Angélica Ferrari y Elisabeth Frers.


Caso María Angélica FERRARI y Elizabeth FRERS:
FERRARI vivía en Ingeniero White con sus padres, tenía 25 años, estudiaba Bioquímica en la UNS, y daba clases particulares en su domicilio. Era militante de la JUP. Fue secuestrada según se acreditó en este juicio,  el 26/2/77 en Ingeniero White, aproximadamente a las 23:00 horas, por un grupo de personas armadas vestidas de civil, que irrumpieron en la vivienda y  se la llevaron en presencia de su madre y MARTELLINI. Desde allí fue trasladada al CCD “la escuelita” donde fue torturada, hasta que el 13/4/77 fue llevada a La Plata.
La otra víctima de este caso –FRERS- era oriunda de Esquel, vivía en la calle Pedro Pico 465 de esta ciudad  y militaba en la JUP, integraba también la comunidad Scout “La pequeña obra” de esta ciudad, y fue secuestrada el 5/2/77 en el mismo domicilio de su esposo CORTES, quien horas antes había sido ultimado por fuerzas del Ejército. La familia en Esquel fue víctima de operativos militares, que implicaron el secuestro a la hermana de la víctima, ese despliegue tenía como objetivo encontrar a Elizabeth.
El 13/4/77 fue retirada del CCD y trasladada junto a CEREIJO, LOFVALL, IANARELLI, ILLACQUA y FERRARI.
FERRARI y FRERS fueron abatidas entre el 21 y 23/4/77 en La Plata. Las fechas del comunicado de la Zona I discrepan con los certificados de defunción, por lo que se tiene por acreditado que el abatimiento ocurrió entre esas fechas. El hecho fue  publicado también como un enfrentamiento armado entre fuerzas del ejército y combatientes libres.
Luego esa misma noticia fue publicada en diarios locales. En el diario La Nueva Provincia (exhibe) el 27/4/77 está titulada “Caen ocho extremistas”. La falsedad de los hechos está comprobada con las declaraciones de las víctimas, y es otro de los casos en que se recurre a la coartada de un enfrentamiento. Quedó probado durante el debate que ambas estaban en cautiverio, que fueron trasladados a otra jurisdicción y que en ningún momento recuperaron la libertad. Ambas familias tomaron conocimiento del hecho por los medios de comunicación, y a partir de allí comienzan su calvario hasta dar con los cuerpos.
La prueba documental se integra también con los testimonios de PARTNOY, SANABRIA, PRINCIPI, ANTICH, MARTELLINI, PASCUAL, Cristina y Gustavo FRERS, CENOFI, y con las declaraciones por lectura de BIRLITZ, Carlos FERRARI y PASCUAL. La prueba documental con el expte. 2684, el expte.208, el expte. 130, las publicaciones de los diarios La Nueva Provincia, Clarín y La Prensa, legajo REDEFA 128 y 1069.
Entre la documentación de Inteligencia se encuentra la ficha de PRINCIPI donde se vincula a FRERS con otras víctimas, y también un informe en el que se da cuenta de supuestas acciones de las que estas personas son acusadas, en esta secuencia del 3 al 5/2/77.
Aquí vemos como se identifica a unas de las víctimas, se habla de su participación en la JUP en el ’73 y se la vincula con CEREIJO (exhibe en el proyector).
Ha quedado probado entonces que FRERS fue secuestrada el 5/2/77 en su domicilio y que luego fue trasladada al CCD “la escuelita” donde fue torturada y sometida a interrogatorios. También que FERRARI fue secuestrada el 26/2/77, en su domicilio y compartió cautiverio con FRERS, siendo también interrogada y torturada y por último, ambas trasladadas a La Plata donde continuaron en cautiverio y fusiladas entre el 21 y 23/4/77. Allí tenemos la carta que consigue entregarle a su familia, donde habla que tiene una vida muy  monótona, acechada por la persecución y que tiene que pensar en hacer otra vida. Luego le pide que le alcancen la Biblia de su biblioteca, de tapas azules.