miércoles, 1 de agosto de 2012

Alegato de fiscalía. 8.85 Darío Rossi.


Caso Darío José ROSSI: tenía 26 años, estaba casado con Esperanza MARTÍNEZ, con quien tuvo una hija que al momento del secuestro de ellos tenía cinco años. Era militante universitario, participaba en asambleas estudiantiles, colaboraba con la cooperadora de la UNS. A partir del fusilamiento de CIRELUERO en los pasillos de la UNS, ante la intensificación del clima de persecución y terror en esta universidad, ROSSI y MARTÍNEZ se trasladaron a Viedma. El fue secuestrado el 29/11/76 al mediodía, lo sacaron de su propio domicilio en medio de un operativo de varias personas, que irrumpieron en su casa rompiendo una ventana, lo sacaron a golpes y lo redujeron en uno de los autos del operativo. Horas después cuando su hija y esposa regresaron de una actividad privada, encontraron todo revuelto y no pudieron recuperar ninguna de las pertenencias que le robaron. A los dos o tres días policías allanaron ilegalmente en Bahía Blanca la casa de los padres de ROSSI, en búsqueda de Esperanza MARTÍNEZ, quien fue secuestrada en Comodoro Rivadavia días después y trasladada a la UP4 de Villa Floresta.
Mientras Pablo ROSSI y otros miembros de su familia procuraban saber de él, Darío ROSSI fue percibido en “la escuelita” por GON, BERMUDEZ, MADINA FRESCO y MEILAN.
El 2/3/77 a la una sus compañeros de cautiverio pudieron escuchar de un supuesto enfrentamiento con fuerzas legales, y que en el mismo había sido ultimado ROSSI. Esta inmediatez entre su cautiverio y su fusilamiento da cuenta que la hipótesis del falso enfrentamiento o legítima defensa deben rechazarse.
El comunicado del V Cuerpo dio otra versión, montando nuevamente la coartada del falso enfrentamiento, eludiendo la mención que ROSSI estaba cautivo en el CCD. Se habla de un abatimiento de un sedicioso en Bahía Blanca. La noticia publicada el 3/3/77 habla que un extremista perteneciente al denominado ERP fue abatido en calles Salta y Panamá. Fuentes responsables señalan que entre sus ropas se halló un documento de identidad con el apellido ROSSI. Se lo calificaba de “altamente peligroso”. Ninguna de esas circunstancias era desconocida por los grupos operativos ni la Inteligencia, que decidieron ultimarlo.
Al otro día La Nueva Provincia, con información del Comando de Zona V identifica como José Darío ROSSI a la víctima del supuesto enfrentamiento.
El cadáver de ROSSI fue relevado por los médicos que solían actuar en ese tipo de hechos, y luego Mariano CASTEX peritó también esa documentación y concluyó que era sumamente difícil compatibilizar el relato oficial con la realidad que ofrece la necropsia.
Esto corrobora la versión de quienes lo vieron en el CCD. La prueba testimonial se integra también con las declaraciones de MARTÍNEZ, GON, ABEL,  BERMUDEZ, CHABAT, MEILAN, Pablo y Gustavo ROSSI y las incorporadas por lectura de ROSSI, HEGAN y KHUN. También con las constancias documentales: el expte.19 CFABB, expte. 144 CFABB, el expte.105, la presentación de querellante de Pablo Elcides ROSSI y de Esperanza MARTINEZ.
También existe documentación de Inteligencia con antecedentes sociales, perteneciente al ERP y una ficha de la Mesa DS - delincuentes subversivos.
En síntesis ha quedado comprobado que Darío José ROSSI fue secuestrado en su domicilio el 29/11/76, que estuvo por tres meses cautivo y sometido a torturas en el CCD “la escuelita”, hasta que el 2/3/77 fue sacado de allí para ser ultimado.